Hasta hace poco, la mayoría de los cachorros que nacían con el superpoder de la vista (ciegos) eran eutanasiados antes de darles una oportunidad de vivir felices en el mundo, por eso no hay demasiados estudios sobre cómo ayudar a un perro ciego a desarrollarse plenamente.

Por suerte, la sociedad está cambiando, caminando hacia un mundo más inclusivo y respetuoso, incluso con los perros ciegos.

Sí hay, sin embargo, muchos estudios sobre por qué un perro puede quedarse ciego en una edad más adulta. Esto puede darse de manera paulatina (durante semanas o incluso meses) o aguda (de un día para otro).

A continuación hablaremos de las causas más comunes de ceguera en perros jóvenes y adultos y en las siguientes entradas del blog iremos viendo cómo podemos detectar que nuestro Superperro se está quedando ciego y cómo ayudarle a llevar una vida plena y feliz, porque puede llevarla sin problemas.

Causas más comunes de ceguera en perros jóvenes o adultos

Causas de ceguera en perros adultos más habituales

Cataratas

Las cataratas son más frecuentes en perros de edades intrépidas que en perros veteranos.

Las cataratas suelen afectar a ambos ojos a la vez, y cuando son visibles para el humano del animal es porque llevan mucho tiempo, incluso un par de años, desarrollándose. Podremos ver una capa blanquecina que cubre total o parcialmente el ojo. Aquí hay que destacar que no todos los perros con ojo blanquecino tienen pérdida de visión, ya que una causa de esta capa puede ser la esclerosis de la retina, que no les otorga el superpoder de la visión.

Generalmente las cataratas son de origen hereditario, aunque también pueden aparecer debido a golpes en la zona ocular, diabetes o una inflamación crónica del ojo.

Su tratamiento es quirúrgico.

Causas de ceguera en perros adultos más habituales

Atrofia progresiva de la retina (APR)

Esta enfermedad está caracterizada por la degeneración de las células visuales de la retina, y conduce a una ceguera irreversible.

Sus manifestaciones clínicas sólo son reconocibles por medio de exámenes del fondo del ojo o a través de un estudio llamado electrorretinografía.

El humano se dará cuenta de que su perro se está convirtiendo en superperro cuando el animal empieza a presentar problemas para ver correctamente en ambientes donde hay poca luz. La media de edad en la que empiezan a aparecer estos signos es de 4 a 5 años.

Causas de ceguera en perros adultos más habituales

Glaucoma

El glaucoma es una enfermedad degenerativa del nervio óptico y de la retina. Generalmente viene asociada a un incremento en la presión interna del globo ocular, que aparece aumentado de tamaño.

El perro sufre una alteración visual brusca y muy dolorosa, lo que puede dar lugar a reacciones de miedo exageradas o incluso agresivas.

En muchas ocasiones es hereditario, por lo que no se puede prevenir su aparición. Una vez se ha desarrollado el único tratamiento posible es el quirúrgico.

Hay estudios que relacionan el uso de collares de ahorque y de pinchos con la aparición de glaucomas. Por favor, no uses estas herramientas ¡es maltrato!.

Causas de ceguera en perros adultos más habituales

Enfermedades de la córnea

La queratoconjuntivitis, o enfermedad del ojo seco, es una patología ocular que se debe a la escasez de producción de lágrima. Se puede confundir con una conjuntivitis simple, ya que el ojo aparece de color rojo, pero es mucho más grave.

Los ojos tienen un aspecto pegajoso, con legañas y poco brillo debido a la falta de lubricación. Es una lesión dolorosa que puede evolucionar a la ceguera definitiva si no se trata a tiempo. Es más habitual en perros callejeros o los que carecen de buen cuidado en las fincas.

La úlcera corneal es otra afección de esta parte del globo ocular que puede traer como consecuencia una pérdida en la visión. Se puede producir a causa de una infección, un golpe o debido a la acción de productos cáusticos. Algunas veces está asociada a la queratoconjuntivitis seca.

Causas de ceguera en perros adultos más habituales

Pannus corneal

El pannus, o enfermedad crónica degenerativa del Pastor Alemán, es una patología característica de esta raza, aunque también afecta a otras.

Su origen es genético, pero está influenciada por factores ambientales como el polvo o el polen. Esta enfermedad requiere de tratamientos específicos de por vida, y es posible que los síntomas remitan hasta un 90 %. Si no se detecta a tiempo la respuesta terapéutica es menor y se puede producir la ceguera definitiva.

CEA o anomalía del ojo del Border Collie

Es una enfermedad hereditaria. También se conoce como la Hipoplasia Coroidea (CH). Básicamente es un trastorno ocular, en el que los coroides no están bien desarrollados. Los coroides son la capa de vasos sanguíneos y tejido conectivo, que se encuentra entre la retina y la esclerótica (la parte blanca del ojo). Es de un color oscuro. Son los encargados de nutrir la parte interna del ojo y absorber la luz.

Su manifestación más importante es la hipoplasia, una falta de desarrollo en los coroides. Y esa capa que normalmente se vería oscura se presenta como pálida, como una ‘nube’.

También puede darse otros casos mas graves como el de desprendimiento de retina. O bien se puede dar el caso de un coloboma (un defecto congénito que vemos como una fisura u orificio que se puede formar en el disco óptico, en el iris,..) que afecta al nervio óptico. Pueden ser leves (afectando en poco a la visión del ojo) o graves ( llegando incluso a producir hemorragias y desprendimiento de la retina, y causar la ceguera en el ojo.

Para detectar la enfermedad, deben realizarse las pruebas de cachorro (de las 5 hasta las 8 semanas de vida). Un fondo de ojo por un oftalmólogo. De más tiempo, la hipoplasia coroidal no se vería debido a que la pigmentación del ojo ya esta claramente definida. Y daría un diagnostico erróneo.

No hay cura para la enfermedad. Aunque si podemos prevenir un empeoramiento (cuando se diagnostica a una edad temprana).

Disfunción genética del doble merle

Sobre esto hablaremos más adelante, ya que es extenso pero muy importante saber reconocer cuándo tenemos delante un criador de doble mirlos. Nos encontraremos con perros ciegos, sordos, con problemas musculo-esqueléticos etc.


Estas son solo algunas de las causas más comunes de ceguera en perros jóvenes (intrépidos, como yo les llamo) o mayores (veteranos), pero hay muchas más.

Si crees que tu perro puede estar desarrollando problemas de visión, llévale al veterinario para que le haga una revisión. ¿Sabías que hay veterinarios especialidados en oftamología (ojos) como en medicina humana?.

Y tú, ¿Qué opinas?, ¿conoces algún caso o convives con algún superperro con el superpoder de la vista?, ¿Conoces la causa?

¡Te leo en comentarios!